Internet gratis, transporte público, la luz o el agua.

 

      Algunos países nos llevan ventaja en su “Estado de bienestar” y han incorporado algunos de estos recursos en su catálogo de cosas indispensables que todo individuo debería tener para estar en igualdad de condiciones respecto al resto. O tienen intenciones de hacerlo.

 

      Canadá baraja la opción de un Internet gratuito para sus ciudadanos con el objetivo de nivelar las opciones de aprendizaje y de desarrollo social de todos sus ciudadanos. En la era de la conectividad y la globalización consideran que este debería ser accesible por todos con el fin de garantizar la igualdad de oportunidades. De manera local, como es el caso de Hasselt en Bélgica, también se ha considerado algunos de estos recursos como indispensables. Convirtiendo el trasporte público en peaje cero. Transportes públicos sufragados directamente desde impuestos y las arcas de la ciudad garantizan que cualquier ciudadano, independientemente de su economía, pueda acceder a la movilidad. En Rusia, más concretamente en la Península de Kamchatka, la electricidad es gratuita. Electricidad ecológica y renovable como la geotérmica es la extraída para garantizar la gratuidad del servicio. El gobierno local sufraga la maquinaria y mantenimiento de las instalaciones que garantizan el servicio.

 

      ¿Y el agua? Si cae del cielo ¿Por qué no es gratuita en ningún sitio del mundo?

 

      ¡Que Lo Pague Rita! (2018) es una intervención realizada en el Área de Comunicación de la Universitat Politècnica de València el 15 de febrero de 2018. La intervención se ha realizado sobre una fotografía de Rita Barberá Nolla, quien fue alcaldesa veinticuatro años de la ciudad de Valencia, ciudad del artista, desde julio de 1991 hasta de junio de 2015. Barberá, afiliada desde 1989 en el Partido Popular de España (la derecha española), representa la actitud del gobernante déspota y prepotente, que sin atender a su pueblo, maneja con su poder en favor de la gente más adinerada, la gente de “su clase”. ¡Que Lo Pague Rita! (2018) propone un debate social de lo que debería ser considerado como “Estado de bienestar” en nuestro moderno siglo XXI. Mientras nuestros políticos se deciden, estos servicios deberían ser sufragados con los sobresueldos de la clase gobernante, la clase política. Mientras tanto… ¡Que Lo Pague Rita! (2018)

      El agua, la luz, la educación, la sanidad, el acceso a la cultura, el Internet, el transporte público, la vivienda o los objetos de primera necesidad deberían ser garantizados por nuestros gobiernos, para quien no pueda optar por una alternativa privada, pueda estar en igualdad de oportunidad con el resto de ciudadanos.

¡Que Lo Pague Rita! (2018) *Action 03

Ramón Picazo

15 de febrero de 2018 

Área de Comunicación de la Universitat Politècnica de València

Intervención con ticket en el espacio público

Fotografía / Pothography / Photographie Aitor R.